Coma vocativa
Apuntes de escritura, Corrección, Redacción

Coma vocativa

Atención comaLa coma vocativa es la gran olvidada tanto en libros como en anuncios y medios de comunicación. Ponerla o no puede cambiar el sentido de la frase. 

En realidad, la coma vocativa es muy fácil de usar, una vez que se conoce. Así que vamos a ver qué es y cuándo la hemos de escribir.

¿Qué es la coma vocativa?

Es la que delimita al vocativo. Y ¿qué es el vocativo? Lo define la RAE como «Dicho de una expresión nominal: que se usa en función apelativa». Es decir, es la palabra o conjunto de palabras que usamos para dirigirnos a alguien o llamar su atención. Puede ser nombre propio (María, Miguel), común (niño, madre), pronombre personal de segunda persona (tú, vos) o incluso una frase (capullito de alhelí, mi cielo).

¿Cuándo se escribe la coma vocativa?

Se escribe antes, después o antes y después del vocativo, según dónde esté colocado. Vamos a ver algunos ejemplos de cada caso.

  • Después del vocativo, si está al comienzo:

Ana, mira lo que hay ahí.

Niño, pásame la pelota.

Vosotros, ¿qué miráis?

Amor de mis amores, qué guapa estás hoy.

  • Antes del vocativo, si está al final.

Vamos a ver los animales, Juan.

¿Me compras un libro, papi?

¡Oiga, usted!

Felicidades, mi niño bonito.

  • Antes y después del vocativo, si está en medio.

Mira, Amelia, por ahí va tu hermana.

Por favor, ustedes, vayan saliendo.

A ver, el del saxofón, que se coloque en su lugar.

Olvidos más comunes de la coma vocativa

  • En los saludos, tanto en diálogos como en correos electrónicos, mensajes, cartas…, no debe faltar.

Hola, cariño.

Buenas tardes, Miren.

*Aprovecho para recordar que en los encabezamientos de correos y demás se ponen dos puntos y no coma.

Hola, Pilar:

Buenos días, jefe:

  • En las frases cortas. Incluso en las de solo dos palabras hay que ponerla.

Sí, abuela.

Nene, no.

Toma, Bego.

Usted, acérquese.

La coma vocativa cambia el sentido

Como comentaba al comienzo de este artículo, en ocasiones el uso o no de la coma del vocativo cambia el sentido del enunciado. Vamos a verlo en algunos ejemplos.

María, mira a la cámara. (Se le pide a María que mire a la cámara).

→ María mira a la cámara. (Oración enunciativa afirmativa, se nos informa de lo que hace María).

⇒ ¿Sabes qué ha hecho, Asier? Se le pregunta a Asier si sabe lo que ha hecho una tercera persona.

→ ¿Sabes qué ha hecho Asier? Se pregunta a alguien si sabe lo que ha hecho Asier.

Por último, uno que veo a menudo en redes y que no necesita explicación:

⇒ ¡A comer, niños!

→ ¡A comer niños!

No es lo mismo, ¿verdad, queridos lectores?

15 comentarios en “Coma vocativa”

    1. Bueno, yo te entiendo, pero con el tiempo que llevo corrigiendo ya estoy hecha a todo, ja, ja.
      Si te interesa algún tema en concreto para que lo explique en futuros artículos, no tienes más que decirlo. 😉
      Muchas gracias por pasar también por aquí. 🙂

      Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s