50 casos resueltos por la lingüística forense
Reseñas

Atrapados por la lengua

Atrapados por la lengua. 50 casos resueltos por la lingüística forense es el último libro de Sheila Queralt. Lo edita Larousse y lo prologa Manuel Marlasca. En él, la autora nos acerca un uso del estudio del lenguaje bastante desconocido a pesar de su importancia.

50 casos resueltos por la lingüística forenseVoy a simplificar: la lingüística se ocupa del estudio del lenguaje y la ciencia forense es la que investiga hechos delictivos. Luego, la lingüística forense es la ciencia que estudia el lenguaje para resolver delitos; sea cual sea este. Desde una cláusula laboral que da lugar a distintas interpretaciones hasta un asesinato, se puede aplicar siempre que haya lenguaje, escrito (texto extenso o nota, anónimo, guasap…) u oral (llamada, mensaje de voz, entrevista…).

Sheila Queralt es perito en lingüística forense. Es fundadora y directora de SQ-Lingüistas Forenses y, entre otros trabajos, colabora con cuerpos policiales nacionales e internacionales en distintas investigaciones. También aquí he simplificado mucho: la formación académica y la trayectoria laboral de Sheila son extensas —y dignas de admiración—, y podéis conocerlas consultando su biografía, o leyendo Atrapados por la lengua, puesto que en primer lugar relata cómo llegó a ser la experta que es.

Atrapados por la lenguaTras presentarse a sí misma y a los inicios y consolidación de la lingüística forense, la autora nos expone los cincuenta casos reales, organizados en cinco capítulos: «Análisis del lenguaje», «Perfiles lingüísticos», «Atribución de autoría», «Identificación de voz» e «Imitación». Hay casos mediáticos que a todos o casi todos nos sonarán. Algunos son antiguos y otros recientes; los hay que incluso aún están abiertos y hemos de quedarnos con las ganas de conocer todos los detalles.  En muchos de los casos encontramos códigos QR y enlaces a artículos, imágenes, sentencias… relacionados. Admira ver la cantidad de delitos que se han resuelto gracias al estudio del lenguaje en las pruebas —y esto es solo una selección de todos los que debe haber—, así como que la persona que los explica haya participado en algunas de esas investigaciones.

Para quienes quieran seguir indagando en la lingüística forense, Sheila recomienda libros, series y películas, pódcast y blogs —entre los que se encuentra el suyo: Por la boca muere el malo, en Archiletras—.

Me ha parecido un libro muy interesante, y muy ameno gracias a la prosa de Sheila Queralt: clara, sencilla y plagada de anécdotas personales. Si os he convencido y también queréis leerlo, podéis comprarlo en este enlace.

Y, por último, tengamos presente lo que aconseja la contracubierta: «Mira lo que dices, pero vigila también cómo lo haces». Aunque me temo que, por mucho que cuidemos nuestras palabras, la Dra. Queralt nos pillaría. Mejor será que nos portemos bien.

10 comentarios en “Atrapados por la lengua”

    1. Fue mi regalo de cumpleaños, je, je. Pues te va a gustar mucho. Yo ahora quiero saber más de lingüística forense; de hecho, ¡quiero ser lingüista forense! Pero me conformaré con saber más… 🙂
      ¡Muchísimas gracias! Un besote

      Me gusta

      1. Sí, me ocurre lo mismo: me parece una profesión apasionante (incluida la grafología, que no sé si tiene la consideración de ciencia). De una cosa estoy segura: si te empeñas en ser lingüista forense, lo serás, ¡por muy complicado que resulte!

        Le gusta a 2 personas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s